La hidrosalpinx es una alteración de las trompas de Falopio que puede alterar una o ambas trompas de Falopio y provocar infertilidad en la mujer. Aunque esta afección suele ser asintomática, es posible diagnosticarla a través de pruebas médicas específicas y recetar un tratamiento adecuado.

¿Qué es la hidrosalpinx?

La hidrosalpinx es una enfermedad en la que las trompas de Falopio se obstruyen por adherencias y se acumula líquido en ellas.

Estas obstrucciones impiden el paso del óvulo al útero y del espermatozoide al óvulo para su fecundación lo que dificulta el embarazo.

Además de las adherencias como miomas, las trompas de Falopio pueden obstruirse por lesiones provocadas en enfermedades previas, cirugías, embarazos ectópicos o algún otro factor que haya afectado fisiológicamente el área.

Existen dos tipos de hidrosalpinx:

  • Unilateral: afecta una de las dos trompas de Falopio.
  • Bilateral: afecta ambas trompas.

Imagen gráfica de una trompa de Falopio en buen estado y un conducto tubárico afectado por hidrosalpinx

Síntomas de la hidrosalpinx

Las enfermedades pélvicas inflamatorias se caracterizan por ser asintomáticas y la hidrosalpinx es una de ellas. Sin embargo, existen casos en que la paciente puede mostrar dolor abdominal, que se intensifica durante la menstruación, y presentar flujo vaginal abundante.

Por otro lado, en casos graves de hidrosalpinx, sí se presentan síntomas claros como fiebre, dolor en el vientre muy agudo y secreción vaginal maloliente.

El embarazo ectópico puede indicar que existe una alteración en las trompas de Falopio.

Es común que muchas mujeres no sepan que tienen esta enfermedad hasta que acuden con un especialista por otro padecimiento o problema y se detecta en los estudios.

Causas de la hidrosalpinx

Aunque la hidrosalpinx es comúnmente causada por enfermedades de transmisión sexual como la clamidia y la gonorrea, existen otros motivos que pueden provocarlo como:

  • Enfermedades pélvicas inflamatorias previas
  • Miomas en las trompas de Falopio
  • Embarazos ectópicos
  • Endometriosis

Además de las causas anteriores, esta afección puede ser consecuencia del tejido cicatricial derivado de una cirugía previa en el aparato reproductor femenino por miomas tubáricos o endometriosis.

¿Cómo se diagnostica la hidrosalpinx?

Para su diagnóstico, la paciente debe acudir con el médico especialista para una exploración física. Posteriormente, el ginecólogo puede requerir algunas de las siguientes pruebas para diagnosticar la hidrosalpinx:

Laparoscopía. Se trata de una cirugía menor para la exploración pélvica en la mujer. Se realiza una pequeña incisión abdominal y se introduce una cámara conectada a un tubo delgado. La finalidad de este procedimiento es obtener imágenes internas sin ocasionar lesiones a la paciente valorando la superficie de las trompas.

Histerosalpingografía. Es un examen médico donde se estudian las trompas de Falopio y el útero de la mujer para detectar anormalidades como miomas o adherencias. Esta prueba ayuda a detectar qué está causando la hidrosalpinx.

Ecografía. Es un procedimiento diagnóstico que permite detectar si existe líquido en las trompas a partir de la inflamación que se muestre en la computadora. Primero, la paciente se recuesta y se aplica un gel conductor. Después, se pasa el transductor sobre el abdomen mostrando una imagen en la pantalla de su interior.

Tratamiento para la hidrosalpinx

Para brindar el tratamiento adecuado para la hidrosalpinx, el médico especialista debe tener en cuenta dos factores: su causa y si la paciente desea lograr un embarazo.

Si la paciente desarrolló hidrosalpinx a partir de alguna enfermedad de transmisión sexual o una infección, el médico le puede recomendar un tratamiento a base de antibióticos para evitar que siga extendiéndose en el aparato reproductor.

Si la causa fue la transmisión de clamidia o gonorrea, la ingesta de medicamentos también estará indicada para su pareja a fin de prevenir un nuevo contagio.

Otra de las opciones más recomendables es la cirugía laparoscópica, que puede llevarse a cabo a través de dos técnicas principalmente:

  • Oclusión tubárica. Como su nombre lo indica, se realiza un bloqueo en la trompa para evitar el paso del líquido acumulado.
  • Salpingectomía. Se procede a la extirpación de las trompas afectadas.

En todos los casos debe considerarse la extirpación de una o ambas trompas para evitar que el líquido acumulado en ellas llegue al útero y complique la salud de la mujer.

¿La hidrosalpinx es una causa de infertilidad?

Cuando las trompas de Falopio presentan alguna afección o anomalía, se dice que es un caso de infertilidad por factor tubárico. Entre las enfermedades que se destacan están la salpingitis, la hidrosalpinx o las adherencias en las trompas de Falopio.

La hidrosalpinx afecta directamente las trompas de Falopio impidiendo el paso del espermatozoide al óvulo y por consiguiente, su fecundación. Existen donde la afección solo se encuentra en un conducto tubárico y es posible el embarazo pero la tasa de éxito se reduce.

El daño a este pequeño y delicado conducto puede inhibir la concepción y el embarazo. Cuando esta enfermedad afecta ambas trompas de Falopio, el daño puede ser severo y el embarazo suele ser logrado únicamente a través de tratamientos de reproducción asistida.

¿Cómo puedes quedar embarazada con hidrosalpinx?

Las técnicas de reproducción asistida son ideales cuando la paciente presenta hidrosalpinx bilateral o cuando desea incrementar la tasa de éxito en caso de hidrosalpinx unilateral. Entre las técnicas más recomendadas están la inseminación artificial y la fertilización in vitro.

La inseminación artificial se recomienda cuando solo un conducto tubárico se encuentra afectado. Consiste en introducir el semen en el útero de la mujer mediante un procedimiento controlado y sencillo, en este caso, la paciente estará sujeta a un un monitoreo continuo de su ciclo de ovulación para poder realizar el procedimiento en el momento adecuado.

Por otro lado, cuando ambas trompas de Falopio fueron afectadas, es necesario realizar la FIV (fertilización in vitro). Mediante esta técnica, el óvulo es fecundado fuera de la cavidad uterina en un ambiente controlado de laboratorio y se implanta en el útero, evitando que las áreas afectadas se vean involucradas en el proceso.

La hidrosalpinx es una de las enfermedades en el aparato reproductor femenino más comunes pero puede ocasionar consecuencias graves como la extirpación de las trompas si no es tratada a tiempo.

Asistir con tu médico especialista periódicamente, te ayudará a diagnosticar de manera temprana cualquier enfermedad que pueda afectar tu sistema reproductor, aún cuando no estés en busca de un embarazo.



Existen diferentes enfermedades pélvicas inflamatorias las cuales afectan gran parte del aparato reproductor femenino: la vagina, cuello uterino, ovarios y las trompas de Falopio. Uno de estos padecimientos es la salpingitis.

¿Qué es la salpingitis?

La salpingitis es una enfermedad que provoca la inflamación de las trompas de Falopio. Usualmente se origina por contraer alguna bacteria a través de enfermedades de transmisión sexual como la Clamidia o Gonococia y puede presentarse como salpingitis aguda o crónica.

La aguda requiere atención médica urgente ya que el nivel de dolor que puede generar es intenso, mientras que la salpingitis crónica se considera como la etapa temprana en la que genera dolor leve o nulo.

Su tratamiento tardío puede traer consecuencias al aparato reproductor femenino como la formación de miomas y embarazos ectópicos, por consiguiente, es una de las enfermedades que suelen dificultar el embarazo.

Imagen gráfica de una trompa de Falopio inflamada por la salpingitis

¿Cuáles son sus síntomas?

Aunque sus síntomas son comunes a los de otras EPI (enfermedades pélvicas inflamatorias), su principal diferencia con estas enfermedades es el dolor agudo en la zona pélvica. Entre las manifestaciones de este padecimiento están:

  • Molestia durante las relaciones sexuales
  • Dolor al orinar
  • Fiebre
  • Vómito
  • Sangrado vaginal
  • Flujo vaginal con mal olor

Si se presenta dolor pélvico intenso es importante acudir con un médico especialista de inmediato, ya que puede estarse presentando acumulación de pus y ser necesario derivar a una cirugía para su tratamiento.

Causas de la salpingitis

La salpingitis se produce al contraer bacterias y otros gérmenes como los gonococos y la clamidia, así como determinados gérmenes aerobios y anaerobios.

Cuando estas bacterias entran en contacto con la cavidad uterina durante la menstruación o por relaciones sexuales, se desarrolla endosalpingitis, una inflamación leve del cuello uterino que se extiende hasta las trompas de Falopio, convirtiéndose en salpingitis.

Esta inflamación puede abarcar desde las trompas de Falopio hasta los ovarios o peritoneo, poniendo en riesgo la salud de la paciente.

¿Cómo se diagnostica la salpingitis?

Al no existir una prueba específica para diagnosticar la salpingitis, la paciente debe realizarse diferentes exámenes y análisis de diagnóstico para descartar otras afecciones.

Primero, la paciente deberá acudir con el médico especialista para una exploración física, la revisión de su historial clínico y contestar una serie de preguntas médicas. Posteriormente, el ginecólogo puede solicitarle que se realice algunas de las siguientes pruebas médicas como:

  • Examen de sangre
  • Examen de orina
  • Análisis de secreciones vaginales
  • Ultrasonido pélvico
  • Laparotomía

Tratamiento para la salpingitis

El médico especialista puede recetar medicamentos para el tratamiento de la salpingitis, principalmente antibióticos y antiinflamatorios. Si esta enfermedad no es tratada de inmediato, puede dar paso a la salpingitis aguda, donde comenzará a producirse pus tubárica y puede llegar a requerirse una intervención quirúrgica urgente.

El tratamiento inmediato y eficaz puede evitar complicaciones como la extirpación de las trompas de Falopio o la infertilidad.

¿Cómo afecta la fecundación y el embarazo?

La salpingitis puede desarrollar una cadena de dificultades:

  1. La inflamación provocada y la posible formación de miomas, dificultan el recorrido del espermatozoide hacia el óvulo para su fecundación.
  2. El recorrido del óvulo fecundado al útero puede complicarse y presentar un embarazo ectópico.
  3. Si la paciente presenta salpingitis aguda, existe una alta probabilidad de que el óvulo no pueda implantarse en la cavidad uterina.

¿Si padeces salpingitis, es posible que logres un embarazo?

Aunque es posible, la paciente debe asistir con el médico especialista para su tratamiento. Si después del tratamiento intenta lograr un embarazo natural sin éxito, puede recurrir a la fertilización in vitro.

La FIV (Fertilización In Vitro) es la técnica ideal en aquellos casos en los que las trompas de Falopio han sufrido alteraciones debido a la enfermedad. El tratamiento consiste en la implantación del óvulo fecundado directamente en la cavidad uterina, de esta forma se evita su paso por las trompas y tiene una mayor tasa de éxito.

¿Cómo puedes prevenir esta enfermedad?

El uso de métodos anticonceptivos de barrera como el condón es la mejor medida para la prevención. Es importante mencionar que, si la paciente anteriormente presentó esta enfermedad, su pareja debe tratarse con antibióticos para prevenir un nuevo contagio.

La salpingitis es una de las enfermedades pélvicas inflamatorias más comunes y una de las infecciones tubáricas más riesgosas para el aparato reproductor de la mujer. Afecta principalmente a mujeres en edad reproductiva y, de no ser tratada a tiempo, podría ocasionar consecuencias graves en su salud ginecológica.

El uso de métodos anticonceptivos y asistir a citas periódicas con tu médico especialista te ayudará a evitar el desarrollo de ésta o de cualquier otra enfermedad que pueda afectar tu sistema reproductor.



La endometriosis es una enfermedad en la que hay un crecimiento de tejido endometrial- tejido que cubre el interior del útero -fuera de la cavidad uterina. Por lo general crece en las superficies de los órganos como los ovarios, trompas de Falopio, vejiga urinaria o en otros lugares en los que no debería crecer. En la mayoría de los casos se presenta en los ovarios y en las trompas de Falopio.

Este tejido puede llegar a aparecer en forma de asentamientos.



Se dice que hay infertilidad por factor uterino cuando el útero presenta anomalías anatómicas o funcionales. Aproximadamente entre el 5% y 12% de los casos de infertilidad se deben a un factor uterino provocando que el embrión no se implante correctamente en el útero y por lo tanto evitando que el embarazo siga su curso provocando un aborto.


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017