Fertilización in vitro FIV

La fertilización in vitro FIV es un tratamiento de reproducción asistida también conocido como fecundación in vitro. Este tratamiento consiste en la fertilización de los óvulos por los espermatozoides fuera del cuerpo de la mujer en un ambiente controlado. Después de la FIV los óvulos fertilizados son colocados en el útero.

Un paso previo importante a la fertilización in vitro es el estudio médico del caso. Cada paciente tiene características únicas, el estudio de las mismas permiten determinar el origen de la esterilidad de la pareja para poder definir el tratamiento más conveniente.


Proceso del tratamiento de fecundación in vitro FIV

Un paso previo importante a la fertilización in vitro es el estudio médico del caso. Cada paciente tiene características únicas, el estudio de las mismas permiten determinar el origen de la esterilidad de la pareja para poder definir el tratamiento más conveniente.



https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/fertilizacion-in-vitro-FIV.png
https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/estimulacion-ovarica.png

Estimulación ovárica.


En un procedimiento de reproducción asistida, en el que se utilizan los óvulos propios de la mujer, se inicia con un tratamiento hormonal para estimular la producción de varios ovocitos de buena calidad.

Con el fin de incrementar al máximo la posibilidad de embarazo ya que habitualmente el ovario de la mujer madura mensualmente un único óvulo.

Para ello se emplea regularmente con un análogo de la hormona liberadora de gonadotropina. Después de siete días, nuestros especialistas revisan los niveles de estrógeno en la sangre y emplean el ultrasonido para detectar si los ovocitos están madurando en los folículos de los ovarios.

De esta forma nuestros especialistas pueden determinar las dosis adecuadas de tratamiento requeridas en función de los resultados de las pruebas.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/desarrollo-foliculos.png

Seguimiento al desarrollo de los folículos.


Durante la segunda semana se realizan ecografías periódicas y pruebas de sangre para dar seguimiento al desarrollo de los folículos. Si el desarrollo es pleno, la mujer recibe una inyección que estimula la maduración de los folículos.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/extraccion-de-ovulos.png

Extracción de los óvulos para fertilización in vitro.


De 34-36 horas después los óvulos maduros se aspiran con una aguja fina guiada por ultrasonido. Este es un procedimiento que presenta mínimas molestias para la mujer y se lleva a cabo con sedación ligera.

Una vez obtenido el líquido con los ovocitos, son estudiados y preparados para su fertilización.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/capacitacion-espermatica.png

Preparación del semen.


Cuando los óvulos están listos para ser fertilizados, nuestro biólogo especialista prepara al semen para mejorar su capacidad de fecundación.


Se realiza un proceso de lavado y centrifugado donde se eliminarán restos celulares, bacterias, leucocitos, espermatozoides de mala calidad y secreciones seminales.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/FIV-simple.png

Fertilización in vitro FIV Simple


Si las características del caso lo permiten, los óvulos y espermatozoides se fecundan en el laboratorio lo más cercano posible al proceso de selección natural.

Esto es, se dejan alrededor del óvulo miles de espermatozoides para que el más capacitado logre la fecundación de forma natural.


Al cabo de unas 16 a 20 horas se puede conocer el número de óvulos que fueron fecundados. Normalmente se fecundan 7 de cada 10 óvulos inseminados. Conforme pasan las horas, se empiezan a dividir los óvulos fertilizados, dando inicio al desarrollo embrionario.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/fertilizacion-icsi.png

Fertilización in vitro técnica ICSI


La microinyección intracitoplasmática de espermatozoides se usa en casos donde:

  • El semen tiene una calidad reducida

  • Los espermatozoides tienen problemas de movilidad y morfología

  • Los espermatozoides tienen un alto grado de fragmentación

  • Ausencia de espermatozoides en el eyaculado


A través de ella se introduce un único espermatozoide -previamente seleccionado- al interior de un óvulo maduro para fecundarlo. Cuando resulta casi imposible rescatar espermatozoides de buena calidad, estos pueden extraerse del epidídimo o a través de biopsia testicular. 

Cuando el óvulo es fecundado se convierte en un preembrión y se transfiere al útero para continuar su desarrollo embrionario.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/cultivo-embrionario.png

Cultivo embrionario.


Los óvulos fertilizados se incuban controlando la temperatura, atmósfera y otros factores durante 28 a 120 horas. Durante este tiempo se observan y se registra la información importante que determina su calidad.

De dos a cinco días después de la fertilización, se seleccionan los mejores óvulos fecundados.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/transferencia-del-embrion.png

Transferencia del embrión.


Consiste en colocar en el útero de la futura madre, de dos a tres óvulos fecundados a través de un tubo delgado y flexible que se introduce a través del cuello uterino.

Se realiza bajo supervisión ecográfica para tener certeza de que los embriones se implanten en el lugar correcto.

Los óvulos que no son implantados se llevan a criopreservación y se almacenan en un banco de embriones. Estos pueden ser utilizados en intentos posteriores.

Este procedimiento no es doloroso, se realiza de forma ambulatoria y requiere únicamente un tiempo pequeño de recuperación, en la mayoría de los casos las mujeres pueden reanudar sus actividades al día siguiente.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/comprobacion-de-embarazo.png

Comprobación de embarazo.


Tras 14 días aproximadamente se programa un examen de sangre para confirmar el embarazo. Esto se realiza midiendo los niveles de una hormona que produce el embrión y transmite a la madre por la placenta.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/eleccion-fertilizacion.png

¿Cuándo la fecundación in vitro FIV es el tratamiento adecuado?


  • Si la mujer tiene problemas de endometriosis graves.
  • Cuando las trompas de Falopio de la mujer están bloqueadas.
  • Existe en el hombre un recuento bajo de espermatozoides
  • La inseminación artificial no ha tenido éxito.
  • Si la pareja ha intentado concebir durante mucho tiempo sin éxito.
  • Los óvulos de la mujer no son propicios y puede usarse una donante de óvulos.
  • Para mujeres sin pareja.
  • Para parejas del mismo sexo, usando el método ROPA.
  • Si se desea un diagnóstico previo con el cual reducir riesgo de enfermedades genéticas.
  • Cuando la mujer rebasa la edad fértil.


Efectos secundarios de la fecundación in vitro FIV

Los efectos secundarios que se pueden presentar después de una fecundación in vitro son:

  • Estreñimiento
  • Pechos sensibles
  • Leve hinchazón
  • Cólicos

Ventajas de la Fertilización in vitro

Las principales ventajas de la fertilización un vitro son:

  • Sus tasas de éxito son muy elevadas
  • El proceso se puede llevar a cabo con óvulos y/o semen de donante, esto hace posible el embarazo en numerosos casos de infertilidad
  • Sus efectos secundarios son mínimos y de menor intensidad


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017