Endometriosis. Definición, síntomas y tratamiento

La endometriosis es una enfermedad en la que hay un crecimiento de tejido endometrial- tejido que cubre el interior del útero -fuera de la cavidad uterina. Por lo general crece en las superficies de los órganos como los ovarios, trompas de Falopio, vejiga urinaria o en otros lugares en los que no debería crecer. En la mayoría de los casos se presenta en los ovarios y en las trompas de Falopio.

Este tejido puede llegar a aparecer en forma de asentamientos.

ilustración de un útero con adherencias de endometriosis

 

Mientras la mujer menstrúa, el tejido anormal se inflama y sangra al igual que el revestimiento del útero. Esta sangre permanece dentro del abdomen provocando dolor intenso y pueden formarse adherencias pélvicas entre los órganos y tejidos.

Tipos de endometriosis

Existen tres tipos de endometriosis dependiendo de su forma y ubicación:

  • Endometriosis peritoneal o superficial: las adherencias de tejido endometrial se asientan en la zona más superficial de los ovarios y del peritoneo. Se muestran como lesiones rojizas y forman cicatrices pequeñas con el tiempo.
  • Endometriosis ovárica: cuando los ovarios son atacados por la endometriosis pueden aparecer nódulos llenos de un líquido espeso y reciben el nombre de quistes de chocolate. Este tipo de quistes pueden causar que el peritoneo se adhiera a los órganos sexuales internos así como al intestino.
  • Endometriosis profunda: este último es el más severo ya que se caracteriza porque las lesiones del endometrio profundizan más de 5 milímetros en el peritoneo afectando a los ligamentos que unen al útero con la pelvis, aunque también pueden invadir a la vejiga, el intestino e incluso órganos como el pulmón. La presencia en este tipo de órganos podría causar daños irreversibles en la salud y obstrucciones intestinales graves.

Síntomas de la endometriosis

mujer que padece síntomas de endometriosis

Las mujeres sufren de este padecimiento pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor en la pelvis. Este es el principal síntoma de la endometriosis. Las mujeres que la padecen describen un dolor mucho peor al habitual que aumenta con el tiempo.
  • Dismenorrea. Pueden experimentar dolor en la pelvis y calambres antes de iniciar su período.
  • Dolor durante o después de las relaciones sexuales. En el momento de la penetración se podría presionar algunas de las zonas afectadas por el tejido y provocar dolor durante el acto.
  • Dolor con movimientos intestinales o cuando la mujer orina.
  • Sangrado uterino fuera del período. En varios casos no se producen sangrados anormales, pero en algunos se pueden ver alterados.

Causas de la endometriosis

Las causas de esta enfermedad no están muy claras, pero existen algunas hipótesis sobre sus orígenes, algunas de las más aceptadas son:

  • Que la endometriosis puede ser hereditaria y que aquellas mujeres que tienen madres o hermanas con este padecimiento tienen más probabilidades de desarrollarla.
  • Cuando una mujer está en su período menstrual desarrolla un flujo retrógrado y las células lo pueden regresar a través de las trompas de Falopio a la pelvis y una vez que están ahí, se fijan y multiplican dando origen a la endometriosis.
  • Otra teoría apunta que este padecimiento puede ser consecuencia de desórdenes inmunológicos u otras enfermedades.

Estas son algunas de las teorías más comunes, pero también existen factores de riesgo que pueden desencadenar la endometriosis:

  • Menarquia (aparición de la menstruación) a muy temprana edad.
  • No haber tenido hijos.
  • Tener himen cerrado, esto impide la salida del sangrado.
  • Ciclos menstruales frecuentes.
  • Periodos menstruales muy largos (de siete días o más).

Diagnóstico

Por lo general, la endometriosis puede ser detectada a través de una ecografía transvaginal y examen físico. El estudio consiste en insertar un transductor cubierto con un condón y gel dentro de la vagina y de esta manera se pueden examinar los órganos genitales de la mujer como el útero, los ovarios y cuello uterino.

Sin embargo, en aquellos casos donde la ecografía no dio un resultado claro, se sugiere realizar una cirugía menor, llamada laparoscopía o laparotomía. Con este procedimiento, el especialista podrá visualizar claramente el abdomen y la pelvis de la paciente.

Para poder dar un diagnóstico de la enfermedad se tomará en cuenta: la cantidad, el diámetro, la forma, profundidad y densidad de las adherencias, así como la ubicación de los nódulos de endometriosis fuera del útero.

¿Cómo afecta la endometriosis la fertilidad en la mujer?

Hay estudios que revelan que entre el 25% y 50% de mujeres con infertilidad, padecen endometriosis. Esta enfermedad afecta gravemente la fertilidad de la mujer de varias formas:

  1. Las adherencias pélvicas pueden hacer que las trompas de Falopio y los ovarios se adhieran en otras superficies y provocar que no desempeñen sus funciones de manera correcta.
  2. Esta enfermedad también puede causar daños o bloquear el interior de las trompas de Falopio e impedir el camino del óvulo hacia el útero a través de ellas.
  3. Las lesiones endometriósicas afectan la calidad de los óvulos y el número de folículos presentes en el ovario.
  4. La endometriosis muchas veces provoca dolor durante o después de tener relaciones sexuales por lo que las parejas prefieren evitarlas durante la época más fértil de la mujer, en este caso la concepción se ve afectada.

Tratamiento para lograr un embarazo

El tratamiento a seguir dependerá de los hallazgos en los estudios realizados, así como de los síntomas que presente la paciente y del objetivo que se persiga. Las opciones para tratar la endometriosis van desde medicamentos hasta tratamientos de reproducción asistida.

En gran parte de los casos, el médico recomendará realizar una laparoscopía para extirpar el tejido anormal con la intención de mejorar la fertilidad en la mujer. Existen estudios que muestran un incremento en la tasa de embarazos después de haberse sometido a esta cirugía.

En caso de que no se lograra el embarazo posterior a una laparoscopía, se tendría que recurrir a una técnica de reproducción asistida. La opción más indicada sería una Fertilización in vitro. El uso de hormonas en esta técnica logra tratar la infertilidad por endometriosis de forma exitosa. Estas hormonas no curan las lesiones que causa esta enfermedad, así que el dolor podría volver después del embarazo.

Cuando el caso de endometriosis es leve se puede utilizar la técnica de inseminación artificial.

A pesar de padecer endometriosis, varias mujeres han logrado quedar embarazadas. Tú también tienes una esperanza de lograrlo así que agenda una cita con nuestro especialista. Queremos ayudarte a encontrar el tratamiento adecuado para tu caso.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5.00 de 5)
Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017