Portada de artículo Infertilidad masculina: Qué es, causas y tipos

La infertilidad masculina es una condición que afecta el sistema reproductivo del hombre y disminuye o impide la posibilidad de fecundación.

La infertilidad se diagnostica cuando una pareja ha tenido relaciones sexuales sin protección durante un año y no consigue el embarazo. En estos casos es posible que la mujer, el hombre o ambos, tengan problemas de infertilidad.

Sin embargo, en un 50% de los casos de infertilidad, la condición recae en el hombre; pero las causas pueden ser variadas y es necesario realizar un diagnóstico especializado para determinarlo.

¿Cuáles son las causas de la infertilidad masculina?

Hay muchos factores y condiciones distintas a las que se les puede atribuir los problemas de infertilidad en el hombre. En un solo caso clínico puede haber solamente una causa o varias, por lo que es importante conocer las diferentes variables que intervienen.

  • Alteraciones en la calidad seminal: dificultan la llegada de los espermatozoides al óvulo, se ven padecimientos como la azoospermia, oligospermia, astenospermia o teratozoospermia.
  • Varicocele: puede obstruir el flujo del semen y se estima que un 40% de los hombres que presentan problemas de infertilidad, padecen esta condición.
  • Problemas hormonales: ocasionan que se vea afectada la función testicular en producción de esperma.
  • Síndrome de Klinefelter: repercute en la producción de esperma ya que se presentan alteraciones en los cromosomas del hombre, regularmente un cromosoma X adicional.
  • Obstrucciones genitales: impiden el flujo de esperma o semen y pueden ser causadas por cuestiones genéticas, defectos de nacimiento o por tejidos cicatrizales provenientes de cirugías.
  • Inflamación o infecciones causadas por ETS: pueden obstruir los conductos eyaculatorios.
  • Inflamación de próstata: causa obstrucciones en el flujo de esperma u otros padecimientos.
  • Trastornos inmunológicos: pueden dañar la calidad seminal ya que el organismo de algunos hombres produce anticuerpos que atacan a su propio esperma.
  • Disfunción eréctil o eyaculación precoz: puede dificultar un embarazo natural.
  • Aneyaculación: impide la fecundación ya que es la inhabilidad para eyacular.
  • Enfermedades renales o hepáticas: ponen en riesgo la calidad del esperma u ocasionar problemas eréctiles.
  • Hábitos y calidad de vida: pueden comprometer la producción de esperma o el funcionamiento del aparato reproductor femenino, esta causa está relacionada a los hábitos alimenticios y de salud de los pacientes.
  • Exposición a químicos de riesgo: la exposición a determinados químicos y radiación puede reducir la calidad y cantidad de los espermas.
  • Exposición genital a altas temperaturas: las altas temperaturas pueden perjudicar la calidad y cantidad de producción de esperma.
  • Uso de drogas y alcohol: influye en la disminución de los niveles de testosterona y puede ser una causa de disfunción eréctil.
  • Medicamentos: algunos de ellos pueden comprometer la calidad seminal, el deseo sexual o el funcionamiento de los órganos reproductores. Algunos ejemplos: tratamientos utilizados para trastornos convulsivos, depresión, ansiedad, artritis, etc., o el uso de esteroides.

Debido a la amplia variedad de posibles causas, te recomendamos acudir a un especialista para diagnosticar y tratar adecuadamente cualquier indicio de infertilidad.

 

Infografía con las causas de la infertilidad masculina

 

¿Cuáles son los síntomas de la infertilidad en los hombres?

En general, para la mayoría de los padecimientos que causan la infertilidad masculina no hay síntomas concretos. Pero puedes detectarla si tú y tu pareja han intentado conseguir el embarazo durante 1 año sin ningún tipo de protección y no han tenido éxito.

En estos casos, es importante que acudas a un centro de fertilidad para que hagan los estudios adecuados y definir la causa de infertilidad o si es un padecimiento de en el hombre o la mujer.

Sin embargo, es cierto que hay algunos padecimientos que afectan directamente la fertilidad en el varón y presentan síntomas específicos que pueden servir como signos de alerta. Algunos de los más comunes son:

  • Disfunción eréctil
  • Problemas de eyaculación
  • Baja producción de líquido seminal
  • Bajo deseo sexual
  • Venas varicosas en los testículos (varicocele)
  • Alteraciones seminales: color anormal, olor fuerte, demasiado espeso o líquido
  • Dolor, inflamación o bultos en los testículos
  • Pérdida de vello corporal
  • Cambios en la voz
  • Disminución de masa muscular
  • Crecimiento anormal de las mamas
  • Cambios en la orina: color u olor
  • Dolor al orinar

Tipos de infertilidad masculina

Debido a la cantidad de causas que pueden provocar la infertilidad masculina, suelen clasificarse en 4 tipos principales:

  • Factores a nivel pretesticular o endocrino: consiste en la infertilidad causada por factores hormonales que influyen en la producción de espermatozoides en los testículos. Regularmente se trata de las hormonas LH y FSH.
  • Factores a nivel testicular: se refiere a las deficiencias testiculares que influyen en la producción o producción del esperma. En este punto se puede generar deterioro por enfermedades congénitas, exposición a químicos o sustancia tóxicas y tratamientos fuertes como el cáncer.
  • Factores a nivel postesticular: son alteraciones o defectos que interfieren con la salida de los espermatozoides, regularmente son infecciones u obstrucciones por inflamación, varicocele o causas congénitas.
  • Factores espermáticos: influyen en la calidad seminal. Esta puede ser por el conteo de espermas, la morfología o la calidad en su movilidad. Puede tener relación con cualquiera de las causas anteriores, pero igualmente puede ser causado por razones desconocidas.

 

Infografía sobre los tipos de infertilidad masculina

 

¿Cómo se diagnostica la infertilidad en los hombres?

Para diagnosticar la infertilidad masculina se debe comenzar con el análisis de historial clínico del paciente y un exámen físico completo.

Algunos de los exámenes que se pueden utilizar para diagnosticar la infertilidad en el hombre son:

  • Estudio del historial clínico: se consideran cirugías previas, enfermedades congénitas, historial de ETS, padecimientos de la infancia, lesiones, medicación actual, hábitos de consumo de alcohol, tabaco o drogas, así como los hábitos de salud actuales.
  • Examen físico: se buscan posibles problemas en el sistema reproductor, desde el funcionamiento del pene, obstrucciones de los canales deferentes, inflamaciones, varicocele, etc.
  • Análisis de semen: se evalúa el pH con la finalidad de determinar la acidez del semen, conteo de espermas, concentración, velocidad, movilidad, morfología, etc. La finalidad de estos exámenes consiste en encontrar causas seminales que pudieran estar afectando la fertilidad del hombre.
  • Análisis de penetración del semen: estudia la supervivencia de los espermatozoides luego de la eyaculación, así como la capacidad de movilidad hasta el óvulo y si presentan problemas para introducirse en este. Es una prueba poco común.
  • Cultivo de semen: es una prueba en la que se buscan posibles bacterias, hongos o microorganismos causantes de infecciones que afectan la fertilidad del hombre.
  • Examen de penetración en la mucosa cervical: es otro análisis del semen que permite evaluar si los espermatozoides tienen dificultad de movilidad a través de la mucosa cervical.
  • Perfil hormonal: consiste en un examen de sangre que evalúa los niveles hormonales que se producen en la glándula pituitaria, el hipotálamo y los testículos, para determinar si las condiciones hormonales influyen en la calidad seminal.
  • Estudios genéticos: se realizan a través de análisis de sangre para determinar variaciones cromosómicas o enfermedades congénitas que pudieran influir en la producción de esperma.
  • Ultrasonido de próstata: es una prueba en la que se inserta un pequeño aparato de ultrasonido en el recto y se toman imágenes en diferentes ángulos, esto para determinar si hay obstrucciones en los canales deferentes o inflamación en la próstata.
  • Ecografía escrotal: es un examen en el que a través de ondas sonoras se toman imágenes del interior de los testículos. Con esta prueba se pueden encontrar problemas testiculares y varicoceles.
  • Análisis de orina posterior al orgasmo: en esta prueba se solicita al paciente masturbarse hasta eyacular, para posteriormente brindar una prueba de orina. Si hay restos de semen en la prueba significa que hay eyaculación retrógrada y, como consecuencia, problemas de fertilidad.
  • Biopsia testicular: se emplea si el conteo de esperma mostró pocos o nulos espermatozoides, se toma una muestra de tejido testicular y se estudia en microscopio para evaluar diferentes problemas que podrían causarlo.
  • Examen postcoito: una prueba en la que se evalúa si el esperma es compatible con la mucosa cervical de la mujer.

¿Cuál es el tratamiento para los problemas de infertilidad masculina?

El tratamiento puede variar dependiendo de la causa de infertilidad en el hombre. Sin embargo, hay 3 posibles tratamientos que se pueden ajustar según la causa principal de este padecimiento:

  • Fertilidad asistida: estos tratamientos de fertilidad ayudan a mejorar las condiciones del esperma y facilitar la fecundación, en la mayoría de los casos. Algunos de los métodos más populares son: inseminación artificial, fertilización in vitro, inyección intracitoplasmática de esperma o la transferencia intrafalopática de gametos (GIFT, por sus siglas en inglés). 
  • Medicamentos: es un tratamiento común cuando la causa de infertilidad es hormonal.
  • Cirugía: es útil para eliminar las obstrucciones anatómicas que impidan la producción de esperma o su maduración, así como el flujo para la eyaculación. Suele ser una opción viable para algunas condiciones como el varicocele.

¿Cómo prevenir la infertilidad en los hombres?

Cuando se trata de una enfermedad congénita o lesiones físicas, hay poco que se pueda hacer para prevenir la infertilidad en el hombre. No obstante, sí se puede prevenir si las causas están relacionadas con el estilo de vida del hombre.

En estos casos se recomiendan cambios de hábitos:

  • Control de peso
  • Ejercicio regular
  • Dejar de fumar
  • No beber alcohol
  • Evitar el consumo de drogas
  • Evitar la proximidad a químicos peligrosos
  • No exponerse a radiación
  • Evitar la exposición a temperaturas excesivas
  • Controlar el estrés

¿Cuáles son los factores que incrementan el riesgo a padecer infertilidad en los hombres?

Debido a que la infertilidad masculina puede ocurrir por diversas razones, hay una lista extensa de factores de riesgo. Algunos de los principales son:

  • Sobrepeso u obesidad
  • Ser mayor de 40 años
  • Inflamación de la próstata
  • Infecciones genitales
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Consumo de tabaco o marihuana
  • Ejercicio excesivo
  • Desnutrición o anemia
  • Uso de esteroides
  • Lesiones testiculares
  • Exposición a radiación
  • Pubertad temprana o tardía
  • Reparaciones de hernia
  • Medicamentos antidepresivos o ansiolíticos
  • Testículos no descendidos
  • Historial clínico de varicocele
  • Uso de testosterona
  • Exposición de los genitales a altas temperaturas 
  • Exposición a toxinas ambientales peligrosas como plomo, pesticidas o mercurio.

 

 

Descubre a tiempo la causa de infertilidad y recibe el mejor tratamiento

Ya que la infertilidad masculina tiene una gran diversidad de causas, en ocasiones es complicado descubrir cuál de ellas ocasiona el problema. Necesitas de un equipo de profesionales que realicen el diagnóstico adecuado y te ofrezcan el tratamiento ideal.

Si tienes problemas de fertilidad, no significa que nunca podrás llegar a ser padre. Actualmente existen muchos tratamientos que te ayudan a mejorar las posibilidades de que tu pareja quede embarazada. 

En FertilT somos especialistas en identificar las causas de la infertilidad masculina y darles el tratamiento más adecuado para que, por fin, puedas ser padre. Contáctanos.


Portada de articulo con animación de mujer con un calendario, prueba de embarazo, pastillas y un útero, con fondo rosa

La infertilidad es la incapacidad de tener hijos de forma natural y es un problema de salud que afecta a muchas personas. Su diagnóstico se realiza cuando resulta imposible concebir el embarazo luego de haber mantenido relaciones sexuales durante un año sin emplear métodos anticonceptivos.

De igual modo, esta definición también aplica para personas en edad reproductiva que alcanzan el embarazo pero no logran llevarlo hasta el final.

Las estadísticas sobre infertilidad demuestran que este es un problema frecuente en muchas familias. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 48 millones de parejas sufren dificultades para tener hijos.

Con el tratamiento correcto efectuado en una clínica de fertilidad, el embarazo llega a buen término y el nacimiento se concreta.

Con esto en mente, ayudar a las personas que sueñan con tener un hijo es una prioridad porque, aunque esta condición no compromete la vida, sí repercute de forma directa en el bienestar físico y mental.

Tipos de infertilidad

Aunque en el pasado la infertilidad y esterilidad eran conceptos diferentes, hoy solo se reconocen los términos de infertilidad primaria y secundaria.

Esta clasificación incluye tanto a los hombres como a las mujeres. A continuación, comentaremos brevemente las diferencias entre uno y otro tipo de infertilidad:

  • Infertilidad primaria: este concepto aplica cuando la pareja no ha podido concebir el embarazo después de al menos un año de relaciones sexuales sin usar métodos anticonceptivos
  • Infertilidad secundaria: se refiere a parejas que al menos una vez consiguieron un embarazo exitoso y luego perdieron la capacidad de lograrlo nuevamente

Causas de infertilidad

Los estudios acerca de la infertilidad han demostrado que este proceso puede afectar a ambos miembros de una pareja o solo a uno de ellos. En algunas ocasiones no se logra determinar qué origina el problema para concebir, no obstante, a continuación te presentamos las causas más comunes.

Causas de infertilidad en mujeres

Existen varias causas de infertilidad femenina que pueden deberse a múltiples condiciones médicas. Algunas de las más frecuentes son:

Infografía con las causas de infertilidad femenina, con fondo rosa y animación de un útero y una prueba de embarazo

  • Factores hormonales. El aumento o disminución en la cantidad de hormonas femeninas puede afectar procesos importantes como la ovulación, implantación y otras fases necesarias para conseguir el embarazo. Estos desequilibrios abarcan trastornos como la hiperprolactinemia,trastornos tiroideos, entre otros.
  • Factores ováricos. Aquí se agrupan los problemas específicos de infertilidad que afectan directamente la capacidad de la mujer para producir óvulos e incluyen el síndrome de ovario poliquístico, la menopausia temprana y otras afecciones propias de los ovarios.
  • Problemas en el útero. Algunas condiciones como los fibromas uterinos comprometen la fertilidad, ya sea por impedir el paso de los espermatozoides o por generar problemas para la implantación del huevo fecundado, como la endometriosis, la hiperplasia endometrial y otras afecciones. Generalmente son tratables.
  • Daños en las trompas de Falopio. Los factores tubáricos que producen infertilidad femenina se refieren a problemas en las trompas de Falopio que pueden impedir el tránsito de las células reproductoras: ya sean los espermatozoides o los óvulos. En este grupo sobresalen los bloqueos en las trompas (como la hidrosalpinx) e inflamaciones (salpingitis).
  • Afecciones embrionarias. Los factores embrionarios implican problemas después de la fecundación del óvulo. Entre ellos se encuentran la mala calidad en los óvulos, problemas de implantación o pérdida gestacional recurrente.
  • Trastornos genéticos. Son alteraciones que ocurren en los genes y cromosomas que pueden ocasionar abortos espontáneos recurrentes. Algunas de las más relevantes son el síndrome de Cushing, síndrome Sawyer, entre otros.
  • Otros problemas médicos. La infertilidad también puede ser ocasionada por distintos trastornos de la sangre, de presión sanguínea, cáncer, trombofilia, etc.

 

Causas de infertilidad masculina

También existen diversas causas de infertilidad en hombres, en los siguientes puntos exponemos las más comunes:

  • Problemas que perjudican la producción o movimiento del semen. En este listado se agrupan condiciones médicas como el cáncer de testículos, varicocele y las infecciones por clamidia o gonorrea que dañan directamente el líquido seminal.
  • Problemas en la liberación de los espermatozoides. Este conjunto de alteraciones tienen en común las dificultades durante el proceso de eyaculación que dificultan la fertilidad en el hombre como la aneyaculación.
  • Problemas con el semen. Son las condiciones anormales propias de la calidad y composición del líquido seminal. Incluye desde la esperma escasa hasta la azoospermia, además de otras condiciones como oligospermia, teratozoospermia y astenospermia.
  • Trastornos genéticos. Son alteraciones que se producen en los genes y cromosomas que pueden ocasionar infertilidad. Un ejemplo de ello es el síndrome de Klinefelter.
  • Exposición prolongada a malos hábitos y ambientes tóxicos. En el hombre el hábito de fumar, las drogas y los ambientes con altas concentraciones de compuestos químicos disminuyen la producción de semen.
  • Otras condiciones médicas. La infertilidad masculina también puede ser originada por otras enfermedades como tumores y por secuelas de cirugías previas.

Factores de riesgo para la infertilidad

Las causas de la infertilidad varían en hombres y mujeres, pero hay una serie de factores de riesgo comunes para ambos sexos, como por ejemplo:

  • Edad mayor de 35 años para las mujeres y superior a los 40 años en los hombres
  • Diabetes mellitus
  • Sedentarismo y obesidad
  • Desnutrición y bajo peso
  • Consumo de tabaco u otras drogas
  • Exceso de estrés
  • Trastornos alimenticios como anorexia, bulimia, etc.
  • Infecciones bacterianas y virales
  • Abuso de alcohol
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Exceso de ejercicio
  • Intoxicación por toxinas o pesticidas
  • Efectos secundarios de medicamentos
  • Malformaciones de nacimiento
  • Desbalances hormonales
  • Cicatrices quirúrgicas
  • Prolactina alta
  • Desarrollo anormal del sistema reproductor
  • Tratamientos para el cáncer: quimioterapia y radioterapia
  • Enfermedades del sistema inmunitario (autoinmunes)

¿Cómo se realiza un diagnóstico de infertilidad?

El diagnóstico de la infertilidad comienza con un conjunto de preguntas que el médico especialista realiza a la pareja que acude a consulta.

Si tu pareja y tú han mentenido relaciones sexuales sin usar métodos anticonceptivos durante un año y no ha ocurrido un embarazo, es muy probable que presenten infertilidad.

No obstante, es necesario realizar una serie de estudios que ayuden a confirmar que el diagnóstico es correcto.

¿Qué estudios de infertilidad suelen requerirse?

En la mujer se indican pruebas de infertilidad para determinar si el problema se debe a un daño físico, trastornos hormonales u otro factor que pueda ser revertido.

Además, los estudios ayudan a comprender si se requieren tratamientos como la inseminación artificial o la fertilización in vitro.

Entre las pruebas diagnósticas más comunes se contemplan:

  • Ecosonogramas (ultrasonidos): para ver el estado de los órganos reproductores internos
  • Estudios ginecológicos: incluye exudados y otras pruebas para descartar infecciones y procesos anormales
  • Estudios de reserva ovárica: se cuentan los óvulos después de la ovulación
  • Histerosalpingografias: estudio de rayos X con contraste para ver la permeabilidad de las trompas
  • Laparoscopias: por un extremo del abdomen, se inserta un tubo delgado unido a una cámara, para que el médico observe en vivo los ovarios, las trompas de Falopio y el útero
  • Exámenes de sangre: para cuantificar hormonas y alteraciones genéticas

En el caso del hombre resulta imprescindible conocer si la infertilidad es causada por daños en los conductos, problemas en la producción de esperma o defectos en la calidad seminal.

Los exámenes que se realizan para diagnosticar dichos problemas son:

  • Examen físico de los genitales: para observar si su aspecto es normal
  • Seminogramas (estudios del semen): incluyen toma de muestra para evaluar la cantidad, movimiento y calidad de los espermatozoides. También sirve para determinar la presencia de sangre o infecciones
  • Ultrasonidos: para observar el estado de los órganos reproductores masculinos internos
  • Ecografías del escroto: es un ultrasonido más exacto que permite visualizar los órganos reproductores del hombre
  • Exámenes de sangre: para estudios hormonales y genéticos

¿Se puede prevenir la infertilidad?

Algunos casos de infertilidad pueden prevenirse y otros no, dependiendo de la causa. Es decir, dentro de los factores de riesgo que se mencionaron anteriormente, hay condiciones que son evitables pero otras no.

Por ejemplo, es posible mantener una buena salud del sistema endocrino y reproductivo al llevar hábitos de vida saludables como:

  • Evitar el cigarrillo, las drogas y el alcohol
  • Realizar ejercicio moderadamente
  • Mantener una dieta saludable
  • Disminuir el estrés
  • Evitar lesiones en las partes íntimas
  • Acudir periódicamente al médico para hacerse revisiones en caso de alguna molestia

No obstante, existen otras circunstancias que disminuyen la fertilidad y no pueden ser prevenidas, como:

  • Problemas genéticos
  • Defectos congénitos
  • Accidentes que afecten el sistema reproductor
  • Efectos secundarios de terapias contra el cáncer

¿Qué médico trata la infertilidad?

Los problemas de fertilidad son tratados principalmente por un biólogo de la reproducción. Es un especialista capacitado para realizar diagnósticos y tratamientos al sistema reproductivo en hombres y mujeres.

Además, cuenta con el entrenamiento específico para realizar diversos procedimientos de fertilidad asistida. Luego de conseguir la concepción, está en la capacidad llevar el seguimiento del embarazo para llevarlo a buen término.

Tratamiento de la infertilidad

Los tratamientos para la infertilidad son muy diversos y están orientados a conseguir un embarazo que pueda llegar a buen término. Para ello, es necesario corregir la causa, lo cual implica tomar una serie de medidas correctivas más o menos invasivas, de acuerdo al caso de cada paciente.

Infografía con los diferentes tratamientos de la infertilidad femenina y animación de una mujer sosteniendo una prueba de embarazo

En la mujer infértil se puede realizar:

  • Fertilización in vitro
  • Inseminación artificial
  • Coitos programados
  • Método ROPA
  • Correcciones quirúrgicas en el útero o las trompas
  • Desbloqueo de las trompas de Falopio
  • Tratamientos con medicamentos
  • Eliminación de quistes o fibromas
  • Estimulación ovárica
  • Terapias hormonales

Algunos tratamientos para el hombre infértil son:

  • Tratamientos para la disfunción eréctil
  • Desbloqueo de conductos deferentes
  • Lavado seminal para la inseminación artificial
  • Correcciones quirúrgicas
  • Terapias hormonales
  • Medicamentos para aumentar el número de espermatozoides

En el caso de las parejas, también se realizan recomendaciones o se prescriben tratamientos que incluyen la participación de ambos, como por ejemplo:

  • Mejoras en los hábitos de vida
  • Mayor consumo de vitaminas y probióticos
  • Tratamientos de fertilidad asistida como la inseminación artificial, la FIV u otras alternativas, según las condiciones de la pareja.

La infertilidad es una afección de cuidado

Esta condición ha sido reconocida como una enfermedad reproductiva por la OMS y de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía, aproximadamente 5 millones de parejas en México padecen de algún tipo de infertilidad.

Las clínicas especializadas en reproducción y los tratamientos de fertilidad asistida han tomado mucha importancia en los últimos años. Por ello, en FertilT Clínica de Fertilidad estamos para atender cualquier problema que pudieras presentar.

Si sospechas que tú o tu pareja pudieran sufrir de infertilidad, en cualquiera de nuestras clínicas podemos realizar un diagnóstico adecuado y ofrecerles un tratamiento óptimo para ayudarlos a conseguir el embarazo que tanto anhelan.

 

 

Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017