Inseminación artificial


La inseminación artificial es un procedimiento sencillo con muy pocos efectos secundarios. Este tratamiento de baja complejidad puede ayudar a personas que no han logrado un embarazo aún.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/Inseminacion-artificial.jpg

¿En qué consiste la inseminación artificial?


Este  tratamiento de reproducción consiste en que el doctor inserta el esperma del hombre directamente en el útero de la mujer a través de un catéter suave. El método más común es el llamado inseminación intrauterina o IUI por sus siglas en inglés.

Muchas personas tienen dudas de las diferencias entre inseminación artificial y la fertilización in vitro. La diferencia consiste en que en la inseminación, la fecundación del óvulo se lleva a cabo fuera del cuerpo de la mujer y en la fertilización se lleva a cabo dentro del cuerpo de la mujer. 


¿Cuál es el procedimiento de la inseminación artificial?


El paso previo es que nuestros especialistas determinen mediante exámenes de sangre sencillos y ultrasonido cuándo será la fecha exacta de la ovulación para poder programar la inseminación.

Una vez determinado, el hombre deberá proveer una muestra de su semen. Lo recomendable es que antes de proveer la muestra se haya evitado tener relaciones sexuales o la masturbación para mejorar la tasa de un conteo alto de espermatozoides.

En el caso de mujeres solteras o parejas del mismo sexo el esperma puede provenir de un donante previamente seleccionado.

Una vez que el semen es colectado se realiza un procedimiento denominado capacitación espermática.  De esta forma se remueven espermatozoides de mala calidad, secreciones seminales y sustancias tóxicas que pueden dañar a los espermatozoides.

Los espermatozoides con buena movilidad y morfología quedan limpios de otras células y sustancias que pudiesen interferir en el proceso de fecundación.

Por último, el esperma seleccionado se coloca en un tubo pequeño y es introducido a través de la vagina al útero.


https://www.fertilt.com/wp-content/uploads/2017/02/proceso-inseminacion-artificial.png


¿Cuándo es recomendable la inseminación artificial?


Este procedimiento de fertilidad puede ser empleado para tratar diferentes problemas, entre los cuales se encuentran:

  • Si un hombre cuenta con un conteo bajo de espermatozoides o si éstos no tienen la fuerza suficiente para nadar hasta las trompas de Falopio, la inseminación artificial puede ser una solución.
  • En el caso de las mujeres que presentan endometriosis, algún tipo de obstrucción o alguna anormalidad en los órganos reproductivos.
  • Este método de reproducción asistida también puede ser útil en infertilidad por problemas de moco cervical. Que implica que el moco rodea el cérvix impidiendo que el esperma llegue al útero y a las trompas de Falopio. La inseminación artificial permite que el esperma evite completamente el moco cervical.
  • De igual forma, en algunas ocasiones cuando no ha sido posible determinar una razón clara de infertilidad de una pareja se recomienda este tratamiento de reproducción.

¿Qué puede incrementar o disminuir la tasa de éxito de la inseminación intrauterina?


  • La edad de la mujer. La inseminación intrauterina es recomendada en mujeres menores de 37 años con un período de menos de cinco años de no lograr el embarazo. Las mujeres mayores de 40 años tienen un porcentaje mínimo de éxito por lo que nuestros especialistas le indicarían el tratamiento más adecuado a su caso. 
  • La calidad de los espermatozoides. En ocasiones a pesar de la capacitación espermática el conteo y calidad siguen siendo bajos por lo que esta técnica no sería la recomendada.
  • Casos severos de endometriosis. En estos casos existe muy poca permeabilidad tubárica, lo que ocasiona una disminución notable en la tasa de éxito del procedimiento.
  • Daño severo de las trompas de Falopio. Cuando ha existido inflamación y daño severo al interior de las trompas, dañando las células con cilios la inseminación intrauterina no es el procedimiento adecuado.
  • Bloqueo de las trompas de Falopio. En el caso de obstrucción, la unión del óvulo y espermatozoide no puede producirse de forma natural por lo que la inseminación artificial presentaría pocas probabilidades embarazo.

En pacientes con estos padecimientos, el tratamiento idóneo sería la fertilización in vitro (FIV), con el cual se tendría un pronóstico excelente de embarazo.


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017