Síndrome de cushing: qué es, síntomas y tratamiento

El síndrome de Cushing es una condición que resulta de la concentración excesiva de cortisol en el cuerpo, bien sea por algún desajuste interno o por la ingestión de medicamentos altos en esta hormona.

La exposición prolongada a niveles altos de cortisol puede producir complicaciones graves que afectan profundamente la calidad de vida del paciente e incluso puede producir la muerte si no es tratada a tiempo.

¿Es lo mismo la enfermedad de cushing que el síndrome de Cushing?

El síndrome y la enfermedad de Cushing no son lo mismo. A pesar de que ambos presentan síntomas idénticos se diferencian por la causa.

La enfermedad de Cushing es producida exclusivamente por un tumor en la hipófisis o glándula pituitaria.

El síndrome puede ser causado por diversos factores, tanto exógenos como endógenos fuera de la pituitaria.

Dichos factores pueden incluir tumores benignos o malignos que eleven los niveles de la hormona adrenocorticotropa o ACTH y tumores en las glándulas suprarrenales. También puede ser causado por el uso de medicamentos glucocorticoides y otras causas que serán descritas más adelante.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Cushing?

 

infografia sintomas del síndrome de cushing

 

No todas las personas que padecen este síndrome presentan exactamente los mismos síntomas. Dependiendo de la severidad de esta afección en el cuerpo, puede producir efectos múltiples y muy variados como:

1. Obesidad troncal y acumulación excesiva de grasa en:

  • Abdomen y el pecho
  • La zona supraclavicular, causando un aro alrededor del cuello
  • La espalda y detrás del cuello, causando la llamada “joroba de búfalo”
  • La región bitemporal del rostro, produciendo la llamada “cara de luna llena”

2. Problemas óseos como:

  • Osteoporosis
  • Debilidad y pérdida ósea progresiva
  • Propensión a fracturas

3. Problemas cutáneos como:

  • Propensión a hematomas
  • Pigmentación excesiva
  • Estrías anchas de color rojo o púrpura
  • Problemas de cicatrización
  • Acné

4. Afecciones mentales como:

  • Depresión
  • Mala memoria
  • Irritabilidad
  • Problemas de sueño

5. Aumento de triglicéridos

6. Debilidad y atrofia muscular

7. Hipertensión

8. Dolores de cabeza

9. Fatiga intensa

10. Hinchazón de piernas y pies

11. Problemas de fertilidad

12. Diabetes tipo 2

También puede causar síntomas diferenciados dependiendo de la edad y el género:

En mujeres puede producir:

  • Vello grueso y abundante en el cuerpo o Hirsutismo
  • Calvicie
  • Problemas menstruales como irregularidad o ausencia del período
  • Producción de leche materna o Galactorrea

En hombres puede producir:

  • Disfunción eréctil
  • Reducción del deseo sexual

El síndrome de Cushing también puede afectar a niños de ambos géneros y producir problemas de crecimiento, además de los síntomas antes descritos.

Causas del síndrome de Cushing

 

infografia causas y tratamiento de sindrome de cushing

 

El cortisol elevado, durante un largo periodo de tiempo, es la principal causa de esta afección, este desajuste puede derivarse de factores endógenos o exógenos.

1. Las causas endógenas o por factores internos pueden incluir:

  • Cáncer en las glándulas suprarrenales
  • Tumores benignos en la hipófisis
  • Tumores ectópicos productores de la hormona ACTH (pueden ser benignos o malignos)
  • Hiperplasia o crecimiento excesivo de la hipófisis
  • Enfermedades o trastornos en las glándulas suprarrenales

2. Las causas exógenas o por factores externos implican el consumo elevado de medicamentos orales que contengan corticosteroides, los cuales se utilizan para el tratamiento de algunas enfermedades crónicas.

El estrés también es un factor externo que eleva los niveles de cortisol, sin embargo, aunque se presente de manera prolongada no eleva los valores de dicha hormona en un nivel que cause el síndrome de Cushing.

¿Cómo afecta el embarazo y la fertilidad?

El síndrome de Cushing puede afectar el buen funcionamiento de los ovarios, por esa razón, las mujeres que son diagnosticadas con esta condición son propensas a tener desórdenes o interrupciones menstruales.

Hay pocas posibilidades de que una mujer que padezca este síndrome pueda quedar embarazada. En caso de conseguir la concepción, si el nivel de cortisol no es controlado puede implicar graves riesgos, tanto para la madre como para el feto.

Al controlarse los síntomas de este síndrome es posible lograr el embarazo, ya que al disminuir el efecto del cortisol los ovarios vuelven a trabajar normalmente, pero es recomendable buscar la asesoría de un profesional en el área de la reproducción.

En el caso de los hombres, el exceso de cortisol en el cuerpo puede afectar directamente la producción de espermatozoides y por tanto, su fertilidad.

¿Existe tratamiento para el síndrome de Cushing?

El síndrome de Cushing es el efecto de una anomalía que incrementa los valores de cortisol en el organismo, por lo tanto, es posible la total remisión del paciente si se elimina la causa del hipercortisolismo. 

El diagnóstico es lo que determinará el tratamiento más adecuado: en caso de causas endógenas como tumores en la hipófisis u otras glándulas suprarrenales, estos pueden ser removidos quirúrgicamente y tratados junto a otros procedimientos como radioterapia o quimioterapia.

Las enfermedades que elevan el cortisol pueden tratarse con medicamentos de reemplazo hormonal.

Por otra parte, si el síndrome es causado por causas exógenas como la ingesta de corticosteroides, bastará controlar progresivamente los niveles de cortisol para que el cuerpo recobre sus funciones normales.

¿El tratamiento dificulta el embarazo?

El tratamiento del hipercortisolismo puede ser muy variado dependiendo de las causas, sin embargo, en la mayoría de los casos no produce efectos secundarios que puedan dificultar el embarazo.

Solo en aquellos casos severos en los cuales deba ser removido quirúrgicamente algún tumor de la glándula pituitaria y sea necesario extraer parte de la misma, puede ocasionar desbalances hormonales.

Dicho desbalance puede manifestarse en ambos sexos: los hombres pueden ver comprometida su producción de espermatozoides mientras que las mujeres pueden presentar irregularidad en su ciclo menstrual.

A pesar de ello, incluso en estos casos es perfectamente posible que consigas el embarazo con la asistencia de un profesional que te ayude a contrarrestar los efectos residuales, bien sea por medio de tratamientos hormonales o terapias de fertilidad asistida.

Si tienes alguno de los síntomas antes descritos puedes acudir a cualquiera de nuestras clínicas, en FertilT te daremos un diagnóstico preciso y el tratamiento acertado de acuerdo a tu padecimiento, especialmente si estás buscando embarazarte.

Recuerda que el síndrome de Cushing es una condición que se puede combatir y nosotros te podemos ayudar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017