Gonadotropina coriónica humana: la hormona del embarazo (beta-hCG)

La gonadotropina coriónica humana beta es una glicoproteína que se incrementa durante los primeros días de la gestación y se encarga de estimular la producción de progesterona en el cuerpo de la mujer.

También es conocida como la hormona del embarazo, hormona gonadotrópica o beta-hCG. Su función principal es la de producir gran parte de los cambios fisiológicos que sufre la mujer para poder nutrir y desarrollar al feto. La beta-hCG también se encarga de proteger al embrión y evitar que sea rechazado por el sistema inmunológico de la madre.

¿Cuáles son los valores normales?

La hormona del embarazo se incrementa con la ovulación, pero si no se produce la fecundación sus valores disminuyen nuevamente. En las mujeres no embarazadas la cantidad de la beta hCG es menor a 5.0 miliunidades internacionales/mililitro.

Cuando el óvulo es fecundado los niveles de esta hormona comienzan a elevarse rápidamente, incluso llegan a duplicar sus valores cada dos días durante el primer trimestre.
Al llegar a la semana 12 aproximadamente, la presencia de la gonadotropina coriónica alcanza un pico y luego comienza a bajar. Durante esta etapa los síntomas clásicos del embarazo se manifiestan con mayor intensidad ya que están relacionados directamente con dicha hormona.

La beta-hCG se presenta en el cuerpo dentro de los siguientes rangos:

De 3 a 4 semanas: entre 5 y 426 mUI/ml

De 5 a 6 semanas: entre 1080 y 56500 mUI/ml

De 7 a 8 semanas: entre 7650 y 229000 mU/ml

De 9 a 12 semanas: entre 25700 y 288000 mUI/ml

De 13 a 16 semanas: entre 13300 y 254000 mUI/ml

De 17 a 24 semanas: entre 4060 y 165400 mUI/ml

De 25 a 40 semanas: entre 3640 y 117000 mUI/ml

En las mujeres que ya han pasado la menopausia, los valores se mantienen por debajo de las 9.5 mUI/ml

¿Cuál es la función de la hormona del embarazo?

La hormona gonadotropina coriónica cumple un rol vital para el feto, especialmente durante sus primeros meses de vida y formación:

• Se encarga de coadyuvar a la implantación del embrión en el endometrio.

• Mantiene al “cuerpo amarillo” o cuerpo lúteo.

• Estimula la formación y desarrollo de la placenta y el cordón umbilical

• Envía una señal al ovario para detener la maduración de los óvulos durante el embarazo.

• Estimula la segregación de progesterona, la cual se encarga de:

◦ Ayudar a la implantación de la célula embrionaria

◦ Permitir la nutrición del feto por medio de la formación vascular en el útero, es decir, el sistema de venas que le lleva sangre.

◦ Ayudar al desarrollo fetal.

◦ Evitar algunas causas del aborto espontáneo.

◦ Prevenir el parto prematuro.

• Ayuda a repeler las células del sistema inmunológico materno durante su primer trimestre

• Estimula el crecimiento del útero, según aumente de tamaño el feto

• Produce, junto con otras hormonas, la diferenciación sexual en el feto

infografia de la gonadotropina

¿Cuáles son los síntomas cuando la gonadotropina coriónica tiene niveles más altos o bajos del estándar?

Cuando la beta-hCG es muy baja durante los primeros días de la gestación, puede producirse un aborto espontáneo, ya que no se genera la tolerancia inmunológica necesaria y el feto es rechazado por el cuerpo de la madre.

En estos casos es posible incluso que la mujer no se dé cuenta de que ha estado embarazada, ya que puede suceder en una etapa muy temprana como para que desarrolle todos los cambios necesarios y síntomas clásicos del embarazo.

Los valores elevados de la beta-hCG pueden estar relacionados a complicaciones en el embarazo. También, al incrementar los valores de la beta-hCG, los síntomas como náuseas, mareos, etc. se intensifican y puede que la madre necesite entrar en reposo.

Otras ventajas de la hormona beta-hCG

La hormona gonadotropina coriónica humana puede ser utilizada artificialmente en otros tratamientos:

• Ha probado su efectividad como marcador biológico para detectar algunos tipos de cáncer. Su estructura proteica también es secretada por algunos tumores.

• La beta-hCG es usada como un inductor de la ovulación. También se usa para estimular la producción de espermatozoides en algunos tratamientos de fertilidad.

• Se utiliza en hombres para estimular la producción normal de testosterona luego de finalizar algún tratamiento de esteroides. También ayuda a restaurar el tamaño de los testículos en estos casos.

La perseverancia es la clave

Cuando se realizan tratamientos de fertilidad asistida en los que se utiliza la hormona gonadotrópica, sus niveles se elevan en la sangre durante varios días antes de que el embrión se implante en el útero.

Es posible que genere falsos positivos cuando se realizan pruebas de embarazo durante ese período, lo que puede desalentar a algunas personas de seguir intentando. Sin embargo, no es más que un efecto circunstancial que no influye en la efectividad del tratamiento.

Una deficiencia de la gonadotropina coriónica humana no es señal de infertilidad. Si tienes dudas, nosotros estamos aquí para asistirte.



Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017