Hormona luteinizante: qué es, cuál es su función

La hormona luteinizante, es una sustancia química producida por la glándula pituitaria, que ayuda a que los folículos de los ovarios liberen sus óvulos.

También, llamada hormona estimulante de células intersticiales, lutropina y LH. Esta hormona es un factor clave para la vida normal de una persona, ya que está presente en el cuerpo desde muy temprano y contribuye al desarrollo sexual de cada individuo, además de jugar un papel muy importante dentro de la reproducción.

La lutropina forma parte del conjunto de las gonadotropinas, su función primaria es el desarrollo y la regulación de las funciones reproductivas en hombres y mujeres.

La LH es un factor clave para la vida normal de una persona, ya que está presente en el cuerpo desde muy temprano y contribuye al desarrollo sexual de cada individuo, además de jugar un papel muy importante dentro de la reproducción.

infografia sobre que es la hormona luteinizante

¿Cuáles son sus niveles normales?

Los niveles de la hormona luteinizante son variables dependiendo de diversos factores como la edad y el género. Los rangos que se consideran normales para esta hormona son:

  • En los niños: entre 1 y 4.0 Unidades Internacionales por mililitro
  • En las niñas: entre 1 y 5.0 UI/ml
  • Adolescentes varones: entre 4 y 12 UI/ml
  • Adolescentes hembras: entre 2 y 14 UI/ml
  • Mujeres adultas en edad fértil: entre 5 y 25 UI/ml

En las mujeres estos valores fluctúan a lo largo del mes, suele ser más alto durante la ovulación y luego se regulariza si no se produce la fecundación. Se divide en tres etapas:

  • La fase folicular (antes de la ovulación): entre 2 y 6 UI/ml
  • La fase ovulatoria: entre 6 y 20 UI/ml
  • La fase lútea (después de la ovulación): entre 3 y 20 UI/ml
  • Mujeres adultas que han pasado la menopausia: 19-100 UI/ml
  • Hombres adultos: 1-15 UI/ml

¿Cuál es su función?

La hormona luteinizante o LH es la encargada de estimular las gónadas para la producción del estrógeno y testosterona. Trabaja junto con la hormona foliculoestimulante (FSH) y se produce antes del nacimiento.

Posteriormente sus valores se mantienen en niveles bajos durante la niñez y aumentan antes de la pubertad para propiciar el desarrollo sexual. A lo largo de la vida adulta ejerce una importante influencia para la reproducción y la identidad sexual.

Para cada género la lutropina cumple funciones reproductivas específicas:

En las mujeres:

  • Ayuda a controlar el ciclo menstrual
  • Coadyuva a la maduración del óvulo
  • Estimula la liberación del óvulo desde el ovario
  • Después de la concepción, es la encargada de mantener el cuerpo lúteo o “cuerpo amarillo”, cuya función es la de preparar al endometrio para la llegada del embrión

En los hombres:

  • Hace que los testículos produzcan testosterona, lo cual es fundamental para la producción de esperma

En los infantes de ambos sexos:

  • Son las encargadas de enviar señales para producir las respectivas hormonas sexuales: un par de años antes de la pubertad, ordena a los ovarios incrementar la producción de estrógeno y a los testículos la testosterona.

infografia de hormona luteinizante y su funcion

¿Cuáles son los síntomas de la hormona luteinizante alta?

Los efectos de la hormona luteinizante con valores más elevados al rango normal pueden variar de acuerdo al caso:

En los niños:

  • Pubertad temprana

En las mujeres:

  • Insuficiencia ovárica
  • Ovarios poliquísticos
  • Si ocurre durante la formación fetal, puede producir síndrome de Turner, cuyos efectos pueden ser:
  • Defectos cardíacos
  • Retrasos en la pubertad
  • Baja estatura
  • Problemas de aprendizaje

En los hombres:

  • Insuficiencia testicular
  • Si ocurre durante la formación fetal, puede producir síndrome de Klinefelter, cuyos efectos pueden ser:
  • Baja testosterona
  • Debilidad o reducción en la masa muscular
  • Azoospermia

En adultos de ambos sexos:

  • Infertilidad primaria por insuficiencia en las gónadas

Esta hormona puede presentarse en cantidades elevadas debido a problemas en la glándula pituitaria, también por desórdenes genéticos como un cromosoma X incompleto o faltante en las mujeres y uno adicional en los hombres.

Síntomas de la hormona luteinizante baja

Una baja concentración de esta hormona puede traer como consecuencia:

En las mujeres:

  • Ovulación esporádica o ausente
  • Períodos menstruales irregulares o ausentes
  • Quistes ováricos, que a su vez presentan su propia sintomatología:
  • Sangrado
  • Hinchazón
  • Relaciones sexuales dolorosas

En los hombres:

  • Baja producción de testosterona, cuyas consecuencias son:
  • Disminución en la producción de esperma
  • Lactancia masculina
  • Pérdida del deseo sexual
  • Disfunción eréctil

En ambos sexos:

  • Tener niveles bajos de la hormona luteinizante compromete la producción de óvulos o espermatozoides, lo que se puede traducir en infertilidad secundaria. En algunos casos también puede implicar un daño en las gónadas.

Un nivel bajo en la hormona luteinizante puede estar asociado a la presencia de un prolactinoma: un tumor no canceroso de la glándula pituitaria que puede causar un descenso en la producción de la LH en ambos sexos.

Los problemas glandulares o algún trastorno o traumatismo en las gónadas también pueden manifestarse en una baja producción de la hormona luteinizante

¿Cuál es la importancia de la lutropina en el embarazo?

La hormona luteinizante es crucial para el embarazo, durante la etapa temprana se encarga de preparar al endometrio para la implantación del embrión en la pared del útero.

Cuando los valores de la LH se alteran durante la gestación, puede comprometer la producción de progesterona e inducir al rechazo del feto por parte del cuerpo de la madre.

¿Cuál es el tratamiento para los trastornos de la hormona luteinizante?

Existen algunos tratamientos que han probado ser efectivos para balancear los niveles de esta hormona en el cuerpo y así atender la mayor parte de los síntomas relacionados:

El uso de las hormonas artificiales es muy común, dependiendo del metabolismo de la mujer y la severidad del caso. Los doctores pueden prescribir tratamientos hormonales orales o inyecciones que ayudan a:

  • Estabilizar en los ciclos menstruales
  • Estimular al cuerpo para la producción de óvulos
  • Inducir la maduración adecuada del óvulo

El citrato de clomifeno es un medicamento que incentiva la producción específica de la hormona luteinizante y foliculoestimulante. Su prescripción se utiliza para estimular la ovulación y la regularización de los ciclos menstruales.

Cuando los problemas se deben a una baja producción de la LH se utilizan medicamentos recombinantes y medicinas de origen urinario para ayudar a regular los niveles hormonales.

La fertilización in vitro es una de las formas más efectivas de conseguir el embarazo cuando existen problemas hormonales más severos, ya que estos incluyen inyecciones de gonadotropinas en un ambiente controlado y una observación estricta por parte de los especialistas.

Tener valores alterados de la LH no es equivalente a infertilidad. Dependiendo de algunos factores como la edad, el estado de las glándulas y el tiempo del padecimiento, aún puedes lograr el embarazo con el tratamiento adecuado.

También depende de ti

Los problemas hormonales suelen ser causados por el mal funcionamiento glandular, por lo tanto, es importante tener en cuenta que la obesidad también es un factor que puede afectar los niveles de LH.

Si deseas conseguir el embarazo, no sólo se trata de vigilar tus niveles hormonales, también de cuidar tu cuerpo y tener una vida saludable.

Existen pruebas caseras que sirven para medir los valores de la LH en la orina, sin embargo, si has sido diagnosticada con algún problema referente a la hormona luteinizante que impida la concepción o gestación no dudes en consultarnos, podemos guiarte a la solución idónea para tu caso.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017