Causas de infertilidad en mujeres

Las causas de infertilidad en mujeres se clasifican en:

  • La infertilidad por factor ovárico ocurre en casos en los que no se produce la ovulación o se produce inadecuadamente.
  • El factor uterino integra las anormalidades en la anatomía del útero, malformaciones o causas adquiridas como pólipos y miomas.
  • Cuando existen anomalías en las trompas de Falopio que puedan impedir o dificultar que el óvulo y el espermatozoide se encuentren, se denomina infertilidad por factor tubárico.
  • El factor cervical ocurre cuando existen alteraciones en el cuello del útero que entorpecen el camino de los espermatozoides e impiden su llegada al óvulo.
  • Por último el factor genético, en los que existen anomalías cromosómicas que causan abortos espontáneos recurrentes.

A partir de estos cinco factores se encuentran diferentes padecimientos que constituyen las principales razones de infertilidad primaria o secundaria.

mujer en cita médica por infertilidad

Principales causas de infertilidad en mujeres

Trastornos tubáricos

Enfermedad pélvica inflamatoria. Este caso se debe a un factor tubárico, es decir a una alteración en las trompas de falopio. Regularmente es ocasionada por alguna enfermedad de transmisión sexual, infecciones o por apendicitis. La inflamación ocasionada por estas enfermedades deja cicatrices y adherencias que pueden obstruir el paso del óvulo de las trompas de Falopio al útero. Por ello no se logra el embarazo.

También puede ser causada por cirugías pélvicas anteriores que hayan dejado adherencias.

Estas adherencias y obstrucciones pueden eliminarse en algunos casos mediante cirugía y restablecer las vías para lograr el embarazo.

Trastornos uterinos

Endometriosis. El endometrio es el tejido que cubre interiormente al útero y que con la menstruación se desprende mes con mes. La endometriosis se produce cuando el endometrio que normalmente debe crecer dentro del útero, crece también en otras zonas como ovarios, trompas de Falopio, intestinos o vejiga. Sus síntomas pueden ser dolor abdominal, espalda baja o áreas de la pelvis, menstruaciones fuertes y sangrado entre períodos. También puede presentarse sin síntomas.

La razón por la que causa infertilidad es que altera la anatomía normal de la pelvis, produce adherencias, puede dejar cicatrices en las trompas de Falopio, así como alterar el entorno hormonal de los óvulos así como su calidad.

Puede clasificarse desde endometriosis mínima, leve, moderada o grave. Estas últimas son las que con mayor frecuencia pueden bloquear en mayor medida las trompas de Falopio y dañar los ovarios, causas principales de infertilidad.

En algunos casos puede resolverse con medicamentos, en otros con cirugía y en otros el embarazo solo puede lograrse con una técnica avanzada de reproducción asistida.

Miomas uterinos. Es la aparición de pequeños tumores –regularmente benignos- que pueden causar periodos menstruales dolorosos, sangrado abundante e infertilidad.

La miomatosis uterina es una de las principales causas de infertilidad porque los miomas pueden obstruir parcial o completamente las vías de paso de los espermatozoides al óvulo por lo cual no se logra la fecundación.

Sin embargo, en algunos casos la mujer puede quedar embarazada pero tener complicaciones durante el embarazo como parto prematuro, desprendimiento de la placenta, alteraciones de la presentación fetal, retardo del crecimiento intrauterino y hemorragia posparto.

Dependiendo del tipo de mioma, el tratamiento podrá ser una miomectomía para eliminar los miomas o bien la fertilización in vitro en los casos en los que el mioma no afecte la cavidad endometrial o uterina. Es importante la evaluación personalizada de un especialista para definir el tipo de tratamiento recomendable para la paciente.

Trastornos ováricos

Falla ovárica prematura. La interrupción de la menstruación antes de los 40 puede ocurrir por causas naturales, alguna cirugía pélvica, quimioterapia o alguna otra causa. También es denominada como menopausia prematura, aunque en algunos casos ocurren menstruaciones de vez en cuando.

Dependiendo del diagnóstico específico de la paciente, el tratamiento puede ser hormonal o bien emplear la fecundación in vitro con donación de óvulos para lograr el embarazo.

Síndrome de ovario poliquístico. Esta condición ocurre por un desbalance hormonal en el que los ovarios producen hormonas masculinas, regularmente andrógenos, en mayor cantidad a la normal. Esto produce periodos menstruales irregulares, quistes en los ovarios y síntomas diversos. Algunas mujeres pueden tener síntomas pero no quistes, así mismo, otras tendrán quistes pero no síntomas.

Algunos de los síntomas del síndrome de ovario poliquístico son: ciclos menstruales irregulares o infrecuentes, obesidad, acné, dolor pélvico, niveles elevados de insulina, crecimiento de vello en la cara, espalda o pecho y quistes en los ovarios.

La principal razón por la que los ovarios poliquísticos afectan la fertilidad son los retrasos en la mesntruación. Si una mujer normalmente tiene 12 posibilidades de embarazo en el año, una paciente con este padecimiento que tiene ciclos de 2 meses, solo tendrá 6 posibilidades en el año y será difícil para ella saber incluso sus días más fértiles.

El tratamiento para tratar esta condición es personalizado, pudiendo ser medicamentos para inducir la ovulación en ciclos regulares o bien la fertilización in vitro.

Trastornos genéticos

Abortos naturales recurrentes. Esta causa de infertilidad en mujeres se ocasiona cuando el cuello del útero no permite el desarrollo normal del embrión y lo expulsa. Algunas de las posibles causas de estos abortos pueden ser problemas con la coagulación de la sangre, forma o condición anormal del útero, anomalías cromosónicas, vaginosis bacteriana, problemas hormonales. Así mismo, la edad puede incrementar las posibilidades de abortos espontáneos, a partir de los 35 años en la mujer el riesgo aumenta. No es un factor delimitado a la mujer, también la edad del hombre puede influir negativamente.

Dependiendo de la causa de los abortos, se define un tratamiento personalizado que pueden ser medicamentos o cirugías en algunos casos.

Si se ha sufrido de más de dos abortos consecutivos, es de suma importancia que los embarazos estén cuidadosamente monitoreados por un especialista.

Trastornos cervicales

Moco cervical irregular. El moco cervical es segregado de modo natural por el cuello del útero. Estas secreciones varían a medida que el ciclo menstrual transcurre. Al terminar la menstruación el moco cervical protege la parte interna de la vagina bloqueándola con un tapón de mucosidad ácido y espeso. Conforme pasan los días y el cuerpo se prepara para la etapa fértil, el tapón se libera y el moco cervical se vuelve neutro, más ligero y elástico. De esta forma permite a los espermatozoides pasar a las trompas de Falopio. Cuando esto no ocurre de forma adecuada y el moco cervical permanece demasiado denso, puede impedir que los espermatozoides avancen, pierdan movilidad y mueran antes de llegar al óvulo.

Esta condición puede generar tanto infertilidad primaria como secundaria.

Causa desconocida. Alrededor del 20% de los casos de infertilidad no tienen causa posible de diagnosticar. Muchas veces se debe a causas emocionales que pueden interferir tanto como las condiciones orgánicas.

Cada paciente es un caso único, por lo que es de vital importancia que acudas con un médico especialista de reproducción humana para que juntos encuentren el tratamiento más adecuado para tu caso.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4.67 de 5)
Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017