Miomatosis Uterina. Causas, síntomas y tratamiento

La miomatosis uterina es la presencia de miomas o fibromas en el útero, estos son tumores que se clasifican de acuerdo a su localización. Esta enfermedad es una de las causas de infertilidad por factor uterino.

Los miomas uterinos son los tumores pélvicos más comunes y son benignos, es decir, que no es cáncer y no presentan riesgo de convertirse en cáncer.

Pueden ser microscópicos o crecer lentamente hasta ocupar todo el útero, teniendo diferentes formas y tamaños. Aunque puede existir un único mioma, en la mayor parte de los casos son múltiples.

Estos tumores se pueden presentar tanto en mujeres fértiles como infértiles, sin embargo, el 80% de los casos de infertilidad por factor uterino se deben a la aparición de miomas uterinos que perjudican la cavidad uterina de una mujer.

Aproximadamente el 20% de las mujeres padecen miomatosis uterina durante su edad reproductiva. En particular las mujeres mayores de 30 años.

¿Cómo se clasifican los miomas?

Ilustración de un útero con clasificación de miomatosis uterina

Los miomas se clasifican por su localización en:

          • Intramurales: estos pueden afectar la fertilidad si su medida es mayor a 4 centímetros y se localizan en la pared muscular del útero.
          • Subserosos: por lo general no afectan la fertilidad y se encuentran en la cubierta externa del útero.
          • Pediculados: este tipo de miomas crecen a partir del útero y crecen hacia afuera de él detenidos por un tallo o pedículo del cual se alimentan y sostienen. Cuando el mioma gira sobre el pedículo que lo sostiene puede causar dolor intenso.
          • Submucosos: este tipo de miomas pueden afectar la implantación del embrión en el útero y se crean en el revestimiento uterino.

También se pueden clasificar por su tamaño en:

    • Pequeños elementos: su diámetro es menor a 2 centímetros.
    • Medianos elementos: su diámetro ronda entre los 2 a los 6 centímetros.
    •  Grandes elementos: su diámetro es mayor a los 6 centímetros.

 ¿Cuáles son los síntomas de la miomatosis uterina?

Aproximadamente el 25% de los miomas uterinos no provocan ningún síntoma, sin embargo, se pueden manifestar de la siguiente manera:

      1. Sensación de presión en la parte baja del abdomen.
      2. Periodos menstruales muy dolorosos y con sangrado abundante.
      3. Sangrado no relacionado al periodo menstrual.
      4. Dolor al orinar.
      5. Dolor durante la relación sexual.
      6. Abortos recurrentes.

Los síntomas de la miomatosis uterina dependen del tamaño, la ubicación y cantidad de los miomas.

¿Cuáles son las causas y factores de riesgo de la miomatosis uterina?

Se cree que la existencia de los miomas está relacionada con una predisposición genética o vascular. Su crecimiento está asociado a la actividad hormonal de los ovarios, particularmente con la producción de estrógeno y progesterona.

Los factores de riesgo respecto a los miomas son:

    1. El consumo de bebidas alcohólicas, especialmente la cerveza, incrementa el riesgo de la miomatosis uterina.
    2. Antecedentes familiares. Aquellas mujeres cuyas madres tienen o tuvieron miomas corren más riesgo de desarrollarlos.
    3. Las mujeres que padecen hipertensión pueden desarrollar miomas.
    4. Cuanto más temprana haya sido la primera menstruación, mayor es el riesgo de presentar miomas.
    5. Las mujeres que tuvieron su primer embarazo tardío o que nunca se embarazaron también presentan el riesgo de desarrollarlos.

La miomatosis uterina surge en la edad reproductiva de la mujer. Los miomas crecen durante el embarazo cuando hay un nivel elevado de hormonas y desaparecen después de la menopausia ya que en esta etapa los niveles de hormonas se encuentran más bajos.

¿Cómo se diagnostica la miomatosis uterina?

El estudio más confiable para diagnosticar una miomatosis uterina es el ultrasonido. Su precisión es del 95% si se realiza en el abdomen y del 100% si se realiza vía intravaginal. Se recomienda que el ultrasonido sea interpretado por un experto para obtener la mayor cantidad de información posible.

También se pueden diagnosticar a través de un examen ginecológico pero su precisión es menor a la del ultrasonido.

Tratamientos para combatir la infertilidad por miomatosis uterina

El tratamiento de miomatosis uterina depende de la edad de la mujer y del tamaño y ubicación de los miomas. Los miomas subserosos rara vez perjudican la fertilidad de la mujer, pero en el caso de pacientes con miomas submucosos o intramurales mayores a 5 centímetros si es recomendable utilizar tratamientos como la fertilización in vitro, sobre todo si pasan de los 35 años.

Cuando la miomatosis uterina no ha logrado afectar la cavidad endometrial la técnica más efectiva es la fertilización in vitro.  Este método permite que mientras que los miomas suelen afectar el transporte de los espermas y el proceso de implantación del embrión, la FIV hace posible fecundar el óvulo en un laboratorio para posteriormente colocar los embriones con más posibilidad de implantación en el lugar indicado dentro del útero de la mujer.

Comúnmente los miomas subserosos o intramurales menores a 7 centímetros no afectan los resultados de la fertilización in vitro pero en el caso de los miomas submucosos mayores a los 5 centímetros, las tasas de éxito podrían disminuir ya que estos afectan la cavidad uterina y por lo tanto la probabilidad de implantación.

Son pocos los casos en los que las mujeres deben ser sometidas a una miomectomía antes de continuar con el tratamiento de fertilización in vitro. En esta cirugía se extirpan los miomas uterinos y ayuda a aumentar las probabilidades de lograr un embarazo y la tasa de aborto disminuye significativamente.

Dependiendo del tipo de mioma que se haya desarrollado, la miomectomía se puede realizar por laparoscopía, incisión abdominal o histeroscopía.

¿Cuándo se debe practicar la miomectomía?

La miomectomía se practica en casos en los que:

      1. Los síntomas no desaparecen después de un tratamiento con medicamentos.
      2. Se tiene la duda de que los tumores sean miomas o alguna otra lesión maligna.

Es muy recomendable que el tratamiento de fertilización in vitro se inicie inmediatamente después de la miomectomía ya que la probabilidad de embarazo disminuye después del primer año debido a la recurrencia de los miomas.

Si presentas alguno de los síntomas anteriores y deseas convertirte en madre te sugerimos agendar una cita con nuestro especialista para iniciar un tratamiento.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017