Sangrado de implantación: qué es, síntomas y cuánto dura

El sangrado de implantación es una leve emisión de sangre que experimentan algunas mujeres pocos días después de la concepción.

Ocurre porque el tejido del endometrio es muy rico en vasos sanguíneos, cuando el embrión fecundado se adhiere a la pared del útero en ocasiones pueden llegar a romperse algunos y producir este efecto.

Este es un síntoma que experimenta aproximadamente un tercio de las mujeres al quedar embarazadas, incluso suele ser tomado como indicio de ello. Por esta razón, no hay un tratamiento para el sangrado, ya que suele desaparecer por sí solo al poco tiempo.

¿Cuándo ocurre y cuánto dura?

El sangrado de implantación sucede aproximadamente entre los 7 y 14 días después de la fecundación del óvulo, tiempo que le toma desplazarse desde las trompas de falopio hasta fijarse a la pared del útero.

Debido a que se trata de un sangrado leve, normalmente dura entre uno y dos días, dependiendo del metabolismo de la mujer.

No es motivo de alarma ya que el endometrio se recupera rápidamente. Sin embargo, si el sangrado continúa después de dos semanas debes acudir a un especialista para descartar cualquier problema.

¿Cuáles son los síntomas del sangrado de implantación?

 

Infografia de sintomas del sangrado de implantacion

El sangrado de implantación en sí mismo es un síntoma del embarazo, por lo que más allá del ligero flujo de sangre no produce síntomas como tal. Cuando se presenta puede venir acompañado de otros indicios como:

  • Calambres moderados
  • Sensibilidad y dolores en el pecho
  • Hinchazón en los senos
  • Frecuentes ganas de orinar
  • Fatiga
  • Cólicos
  • Intolerancia hacia algunos alimentos
  • Mareos

¿Cómo puedes identificar si es tu período o es sangrado de implantación?

 

Infografía de sangrado de implantacion o periodo menstrual

Hay varios factores que diferencian al sangrado de implantación del sangrado normal de tu período:

  1. El color: el sangrado menstrual suele ser de un color rojo brillante muy bien conocido por las mujeres, mientras que el sangrado de implantación puede presentarse de forma diluída en un color rosado claro, o de color marrón oscuro como ocurre en los días finales del flujo menstrual.
  2. La duración: el tiempo regular de un sangrado menstrual es de 5 a 7 días, mientras que el sangrado de implantación puede durar desde unas cuantas horas hasta dos días.
  3. La consistencia: durante la menstruación pueden observarse coágulos y tiende a ser espesa, mientras que la sangre producto de la implantación suele ser fina y no coagulada.
  4. Flujo: la cantidad del flujo menstrual se diferencia del sangrado de implantación porque suele ser notoriamente más leve en comparación.

¿Debes llamar al médico?

Es bueno que consultes con un médico especialista si notas cualquier situación irregular en tu cuerpo. Sin embargo, siempre y cuando el sangrado termine por sí solo dentro del tiempo regular, no es motivo de alarma.

El sangrado de implantación es inofensivo, algunas mujeres incluso lo confunden con el inicio de su período menstrual, especialmente cuando tienen ciclos irregulares.

Por otro lado, debes consultar al doctor inmediatamente si notas lo siguiente:

  • Flujo muy intenso del sangrado
  • Duración mayor de dos días
  • Fiebre (ya que puede ser señal de una infección)
  • Cólicos fuertes (pueden ser signo de un embarazo ectópico o de aborto)
  • Consultar a un especialista es necesario desde las primeras etapas del embarazo, él sabrá guiarte y diferenciar el sangrado de implantación de cualquier otro posible factor de riesgo.

Si tienes más preguntas al respecto, no dudes en contactarnos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017