Polimenorrea: qué es, causas y tratamiento

La polimenorrea es una alteración en los ciclos menstruales que provoca periodos más cortos, menores a los 21 días.

Aunque es común que algunas mujeres presenten ciclos menstruales de menor duración a los 28 días ocasionalmente, puede considerarse como polimenorrea cuando ha sucedido constantemente en ocho períodos menstruales o más.

Síntomas

El síntoma más claro de la polimenorrea es el corto tiempo entre cada menstruación. Aunque el ciclo ovulatorio dura aproximadamente entre 22 y 28 días, los ciclos con polimenorrea duran menos de 21 días.

En algunos casos, la polimenorrea puede causar anemia debido a la pérdida de sangre en periodos cortos. Como consecuencia, la paciente presenta otros síntomas como:

  • Fatiga y cansancio constantemente
  • Falta de aliento
  • Palidez

Además, algunas mujeres pueden presentar flujo muy abundante, lo cual dependerá de las causas de la polimenorrea. Los padecimientos que tengan relación con un desequilibrio hormonal son las que ocasionan principalmente un flujo abundante.

Causas de la polimenorrea

La polimenorrea es una de las alteraciones más frecuentes del ciclo menstrual.

Cuando la menstruación irregular se mantiene por varios meses consecutivamente, es necesario acudir con el médico especialista para determinar sus causas. Entre ellas pueden estar las siguientes:

  • Desequilibrio hormonal. La fatiga y el estrés son los factores más comunes que afectan el nivel hormonal en el cuerpo.
  • Endometriosis. La polimenorrea es un signo de este padecimiento.
  • Adherencias en los ovarios o las trompas de Falopio.
  • Ovarios poliquísticos. Esta afección causa una alta producción de la hormona luteinizante y provoca menstruaciones constantes con flujo abundante.
  • Menopausia. Durante este periodo, la mujer puede presentar grandes desequilibrios hormonales que afectan el ciclo menstrual.
  • Edad temprana. Después de la menarquía, la mujer presenta un intervalo de tiempo donde existen alteraciones en los ciclos menstruales.
  • Otras causas como: la producción baja de progesterona, hiperprolactinemia o prolactina alta y alteraciones en la tiroides.

¿Cómo afecta la menstruación irregular la fertilidad?

La polimenorrea puede afectar la infertilidad debido a dos factores: el primero, es la irregularidad en el periodo de ovulación. El ciclo menstrual puede presentarse incluso varias ocasiones en el mes, por lo que es complicado determinar el momento idóneo para la fertilización el óvulo.

El segundo factor es que puede afectar dos fases del ciclo menstrual: la folicular o el periodo de menstruación y la fase lútea. Durante la primera, la paciente puede lograr un embarazo de manera natural, sin embargo, si afecta la fase lútea, es necesario llevar a cabo un tratamiento de reproducción asistida para conseguir un embarazo.

Por otro lado, el tratamiento más común para regular el ciclo menstrual es el suministro de pastillas anticonceptivas, por lo que si una mujer desea lograr un embarazo y está en tratamiento, no sería posible la concepción.

Ilustración de un calendario marcado las fechas de menstruación

Tratamiento para lograr un embarazo si padeces de polimenorrea

El aparato reproductor femenino produce la cantidad necesaria de estrógeno y progesterona para lograr un embarazo durante la fase lútea, por lo que si ésta se ve afectada, es probable que origine problemas para la fertilización del óvulo.

Por ello, se recomienda el tratamiento de inducción a la ovulación y, posteriormente, la programación del coito.

Inducción de la ovulación

Es un tratamiento de reproducción asistida que consiste en lograr la maduración de folículos ováricos para restablecer el periodo de ovulación. Para estimular el desarrollo de los óvulos, se requiere la administración de medicamentos.

La inducción a la ovulación es recomendada en casos de polimenorrea porque la fase lútea es tan corta que no permite que los óvulos se desarrollen con buena calidad para su fertilización y, al mismo tiempo, su implantación.

Una vez realizada la inducción o estimulación ovárica, se procede a la programación del coito para aumentar la tasa de éxito de lograr un embarazo.

Coito programado

Es un procedimiento que consiste en sincronizar el ciclo ovulatorio con el coito. Para monitorear el ciclo ovulatorio, el médico especialista puede requerir de algunas pruebas como: ecografías para revisar la maduración folicular y análisis de sangre para medir los niveles hormonales.

Posteriormente, el médico analizará los resultados e indicará el día idóneo para el coito.

Lograr un embarazo es posible regulando la ovulación y programando el coito o la inseminación artificial, para que coincida con el momento de mayor fertilidad de la mujer.

Cabe mencionar que, en cualquier caso, si la paciente presenta anemia por la deficiencia de hierro que las menstruaciones constantes ocasionaron, debe llevar a cabo una dieta a base de un alto consumo de hierro. Esto con el fin de aumentar la tasa de éxito de embarazo y evitar complicaciones en su desarrollo.

La polimenorrea: un problema que resolver en la fertilidad femenina

Según estudios realizados por la Sociedad Americana de Infertilidad, el 21% de los casos de infertilidad se relacionan con ciclos menstruales irregulares.

Es importante acudir al médico especialista cuando notes que tu ciclo ha sido irregular durante varios meses, ya que es un síntoma común de enfermedades crónicas que afectan el aparato reproductor femenino.

Si estás en busca de un embarazo pero no tienes ciclos regulares, contáctanos, tenemos la solución ideal para tu problema.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *


Búscanos en:

Especialidades Médicas

  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Obstetricia
  • Genética

FertilT todos los derechos reservados 2017